El desarrollo del alumbrado en las áreas urbanas y su contribución con el ambiente – ahorro de luz eléctrica

Ahorro de energía, gestor energético

La tecnología LED se ha convertido en una de las más utilizadas en la actualidad, debido a que puede proporcionar el ahorro de luz eléctrica y a su vez por la eficiencia energética que aporta. Es una fuente de luz en estado sólido, sin filamento o gas inerte que lo rodee o capsulas de vidrios que lo recubra. Los diodos que se utilizan son semiconductores compuestos que pueden convertir la energía eléctrica en luz y que pueden alumbrar eficientemente cualquier espacio. Además de la eficacia luminosa, la tecnología LED ofrece una excelente reproducción cromática y una vida útil que oscila entre 50 mil y 100 mil horas, lo cual la hace perfecta para los alumbrados en zonas exteriores. Por otra parte, garantiza el ahorro de luz eléctrica y no emiten radiaciones perjudiciales además de contar con una gran resistencia a los golpes.

            Las zonas exteriores requieren de un alumbrado excelente, ya que por lo general se utilizan como un medio de resguardo para los transeúntes o vías. Los LED son una alternativa muy buena a las fuentes de luz convencionales debido a las varias capas de material semi-conductor. Por otro lado, el color del LED depende de la mezcla de materiales semiconductores empleados. Lo importante es que funcionan para el ahorro de luz eléctrica sin dejar de cumplir su principal objetivo, el cual es alumbrar. Cuando se busca alumbrar en zonas urbanas a nivel externo, es necesario contar con un alumbrado de calidad que cuente con materiales de primera y este tipo de tecnología lo puede garantizar.

Alumbrado urbano para las zonas pobladas

            El ahorro de luz eléctrica es clave para reducir los gases de efecto invernadero y para contribuir con el ambiente en general. Cuando se piensa en alumbrar un espacio, se debe tener en cuenta este principio. El alumbrado urbano, debe contar con instalaciones de potencia que superen los 5 kw. Además de esto, deben cumplir con un mantenimiento de rigor, eficiencia de los equipos auxiliares y un rendimiento y flujo superior de las luminarias ya instaladas.

            El alumbrado urbano debe contar con la iluminación de las vías de tráfico rodado y peatonal, así como también cualquier espacio público que involucre luz como los centros comerciales, zonas residenciales, hoteles, escuelas, etc. Cada alumbrado en el medio urbano no solo debe garantizar el ahorro de luz eléctrica, sino también favorecer la seguridad y los desplazamientos, limitar la pérdida de capacidad visual, mejorar la apreciación de distancias, permitir el desarrollo de trabajos que sin luz solo se podrían realizar durante el día y asegurar una mejor percepción de los espacios.

            Es importante que la implantación de puntos de luz en los cruces, intersecciones y tramos rectos sea de alta calidad. El alumbrado de las aceras debe llevarse a cabo a partir del paso de las personas, el cual tiene que tener un soporte para la luminaria y otra para la acera, debe haber luminarias aplicadas en las fachadas que alumbren a las aceras y soportes específicos de tipo peatonal. El alumbrado de entradas y travesías de las ciudades debe poder permitir el ahorro de luz eléctrica y a la vez facilitarle a los conductores de los vehículos distinguir la calzada y los espacios colindantes a la vía. Este alumbrado le permitirá a los conductores reducir la velocidad y orientarse de mejor manera con respecto a la señalización y el paso peatonal principalmente.

Tipos de alumbrado urbano

            Dependiendo de la función que desempeñe el alumbrado, se puede clasificar en varias categorías. Además de esto, se puede realizar por los materiales instalados. Sin embargo, el alumbrado urbano, se define principalmente por su función y por el ahorro de luz eléctrica. Las cinco funciones principales son las siguientes:

  • Alumbrado de vías de tráfico rodado: la luz instalada debe proveer visibilidad, seguridad y confort de los usuarios.
  • Alumbrado peatonal: privilegia las cualidades decorativas y de ambiente sin dejar de cumplir con su función para con las personas.
  • Iluminación paisajista: predomina la valoración luminosa de ríos, riberas, murallas, frondosidades y equipamientos acuáticos.
  • Iluminación ornamental: se enfoca en la iluminación de la fachada de los edificios, monumentos, obras de arte etc.
  • Alumbrado gráfico: se centra en alumbrar pequeñas señales luminosas de cualquier ciudad.

Dependiendo del espacio urbano, se pueden combinar distintas funciones. Lo importante es que el espacio se encuentre muy bien alumbrado.

Características del alumbrado según las vías

Para poder definir o combinar un tipo de alumbrado, es necesario saber a cuál tipo de vía se pretende alumbrar. Las vías utilizadas únicamente por usuarios motorizados, las vías de uso mixto y los espacios prioritarios peatonales son las grandes categorías dentro de las vías. Asimismo, cada alumbrado debe servir para el ahorro de luz eléctrica.

Las vías motorizadas están presentes tanto en las vías urbanas como en las interurbanas y su alumbrado debe servir para el ahorro de luz eléctrica. Son vías con calzadas separadas donde los cruces son de distintos niveles. Este grupo comprende las autopistas, autovías, vías rápidas, cinturones de circunvalación y vías de penetración.

Las vías de uso mixto son principalmente las avenidas, bulevares, calles, entre otros. Por lo general, suelen tener la presencia de los diferentes usuarios como ciclistas, motorizados y peatones. Las avenidas y bulevares son dos de los espacios más importantes de la ciudad, por lo que el alumbrado debe ser excelente y garantizar el ahorro de luz eléctrica.  Además de las vías, se debe considerar el alumbrado en las plazas que rodean las calles, ya que forman parte del urbanismo de cualquier ciudad.

La iluminación ornamental es bastante diferente al resto de las instalaciones de alumbrado pero al igual que el resto debe cumplir con una función, la cual es iluminar las fachadas de los edificios para que los transeúntes se puedan ubicar con mayor facilidad. Sin embargo, la instalación debe recurrir a la eficiencia energética y los avances tecnológicos han permitido que cada vez se utilicen nuevos alumbrados de mayor eficiencia que contribuyen con el ambiente y con la población en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies